Josephine Peary y la conquista del Polo Norte

VA DE BARCOS

A Josephine Peary se la conoce principalmente, y como a muchas mujeres, por ser la esposa de su marido Robert Peary, explorador ártico de renombre a quien ella acompañó en sus expediciones. En realidad no se limitó acompañarle, sino que también apoyó sus iniciativas y formó parte de su equipo, además de crear proyectos propios que le valieron merecidos reconocimientos.


Ver la entrada original 1.687 palabras más

12 de Mayo, Día de la Enfermera: Mujeres de Medicina y Mar

VA DE BARCOS

El 12 de mayo se celebra el día de la enfermera. El motivo de la celebración es el aniversario del nacimiento ese día de 1820 de Florence Nightingale, considerada la primera enfermera profesional del mundo. Partiendo de ese hecho, merece la pena hacer un repaso por los nombres y las historias de varias mujeres relacionadas con la medicina y el mar.

Florence Nightingale, c. 1860. Imagen: Henry Hering (1814-1893), Public domain, via Wikimedia Commons

Ver la entrada original 1.189 palabras más

Erebus y Terror, los infortunados buques de la expedición Franklin

VA DE BARCOS

Fotograma de «The Terror»

Quizá todo esté escrito ya sobre el fatídico desenlace de la expedición Franklin, cuyo objetivo era atravesar y explorar el último tramo del Paso del Noroeste en 1845. Existen miles de artículos en prensa, decenas de libros, películas, documentales e incluso una serie de televisión producida por la HBO en 2018 sobre el tema. Así que en este post nos centraremos tan solo en los barcos participantes en la misma, el Erebus y el Terror, y en las características que los hacían los mejores buques de la época para intentar esta colosal aventura.


Ver la entrada original 1.147 palabras más

Las criptoanalistas de la Segunda Guerra Mundial

VA DE BARCOS

Si en el mes de noviembre nos sorprendía la noticia del hallazgo por parte de buceadores de la WWF (World Wild Fund for Nature) de una máquina Enigma en el mar Báltico, hace unos días la sorpresa era mayor tras la aparición de seis más de estos ingenios en el mismo mar. Ahora se cree que podría haber muchas más en los fondos de estas aguas.

La Segunda Guerra Mundial nos dejó, además del horror, un montón de historias que contar. Si hace poco hablábamos de la WATU, que ayudó con su juego de guerra a ganar la batalla del Atlántico contra los submarinos alemanes, hoy les toca el turno a las criptoanalistas.


Ver la entrada original 1.817 palabras más

Las dos circunnavegaciones de Harry Pidgeon

Ir al artículo original

Para la mayoría de l@s lector@ de habla hispana seguramente un perfecto desconocido, no obstante ser un pionero de la navegación en solitario, uno de los grandes, un self made man polifacético, adelantado a su época, curioso, abierto, respetuoso, en fin un representante de lo mejor que ha dado EE.UU.

Harry Pidgeon fue el segundo hombre ─el primero fue Joshua Slocum─ en circunnavegar la tierra en solitario y exclusivamente a vela. También fue el primero en hacerlo dos veces. Un hombre notable como veremos.

Imagen de 1930 de https://www.captainharrypidgeon.org/wordpress2/

Harry Clifford Pidgeon nació el 31 de agosto de 1869 en una granja de Henry County, Iowa. Su padre Isaac Marion Pidgeon se casó tres veces y tenía un total de 12 hijos. La família era cuáquera.

A los 15 años descubrió que la vida de granjero le quedaba pequeña y decidió emprender viaje hacia California. Viajaba sin casi nada por lo que trabajaba en los ranchos que encontraba en su camino. De esta manera, durante varios años, fue atravesando estados hasta llegar a California.

En este estado se estableció en Sugar Pine, Madera County. Trabajaba para una compañía maderera al mismo tiempo que iniciaba su carrera como fotógrafo ─1913─.

Pero pronto la aventura lo volvería a llamar, emprendiendo un viaje hacia el norte de Alaska a bordo de una carreta tirada por un asno.

Allí descendió el río Yukón con una balsa de troncos para posteriormente navegar como tripulante por las pequeñas islas del sureste de Alaska.

Más tarde volvió a California viajando y trabajando en las montañas de Sierra Nevada labrándose una sólida reputación de fotógrafo.

Imagen de https://i.pinimg.com

En 1917, en una playa cerca de Los Angeles, entre Long Beach y San Pedro, comenzó la construcción de su sueño: Un barco capaz de dar la vuelta al mundo y que pudiera manejarse en solitario. Se agenció los planos del Sea Bird, una yola de pantoques vivos con cerca 26 piés de eslora, un diseño de Thomas Fleming Day y Charles D. Mower, famoso por su fiabilidad y sus cualidades marineras, utilizado, entre otros, por John Claus Voss que a su bordo sobrevivió a un tifón en el Pacífico norte.

Harry, dada su altura, no hubiera podido permanecer de pie en el interior del mismo, al mismo tiempo que lo veía pequeño para vivir varios años, así que, intuitivamente o aconsejado por alguien, multiplicó por 1,33 todas las medidas y le salió una yola de 34 piés que demostraría en el futuro sus excelentes cualidades.

Como guía para la construcción utilizó algunos folletos del tipo “Como construir una yola de crucero”.

Utilizó madera de roble, abeto Douglas y pino de Oregón.

Sólo y sin ayuda consiguió curvar los tablones ¡sin el auxilio de vapor! Tardó un año y medio hasta la botadura, con un coste (sin contar su trabajo) de 1.000 dólares de la época que corresponderían a unos 13.000 actuales.

Características del Islander: Aparejado de yola áurica con un desplazamiento de 12 toneladas, una eslora máxima de 34 pies, una eslora de flotación de 27 pies y 6 pulgadas (8,38 m), una manga máxima de 10 pies y 10 pulgadas (3,3 m), un calado de 5 pies (1,5 m) y una superficie vélica de 635 pies cuadrados (59 m2).

Aprendió a navegar con amigos y con su Islander por los alrededores y hasta Catalina Island. Cuando le pareció que había aprendido lo suficiente y que ya conocía bastante bien a su barco, navegó hasta Hawai y retorno.

En los Angeles hizo las modificaciones interiores y cambios en en el aparejo que su reciente experiencia le dictaba y se aprovisionó debidamentre para, a continuación, zarpar e iniciar su vuelta al mundo el 18 de noviembre de 1921.

Imagen de https://1843magazine.static-economist.com

Hizo escalas más o menos largas en las islas Marquesas, Samoa, Fiji, Nuevas Hébridas y Nueva Guinea, para pasar a continuación por el estrecho de Torres y recalar en las islas Christmas, Cocos y Mauricio en el Índico. Después hasta Ciudad del Cabo, islas Santa Helena, Ascensión, Trinidad hasta cruzar el canal de Panamá y retornar a Los Angeles el 31 de octubre de 1925.

En 1932 publicó su libro “Around the World Single-Handed” subtitulado The Cruise of the Islander. En él dice sobre su barco: “Navega bien y es muy facil de manejar” y refiriéndose a su viaje: «Esos días fueron los más libres y felices de toda mi vida».

Ese mismo año ─con 63─, a bordo de su fiel Islander, emprendió otra vuelta al mundo que duraría cinco años esta vez y que, parece ser, hizo de oeste a este, partiendo de un puerto de la costa atlántica de USA y retornando al mismo vía Cabo de Hornos.

Imagen de https://valeriesims.com

Al finalizar la 2ªGM se casó con Margaret Dexter Gardner, hija de un capitán de altura de la Marina Mercante y nacida a bordo del «J.H.Dexter». Sobre su matrimonio, Pidgeon dijo: Nunca me había casado antes, pero a mis años, me considero suficientemente maduro para probarlo.

Junto a ella, también aficionada a la vela, efectuaron multitud de cruceros por las costa oeste de Norteamérica.

En 1947, junto a su esposa y un tripulante, aparejó para una nueva circunnavegación.

Imagen de https://postimg.cc

El día 23-01-1948 hallándose fondeados en puerto Hog, en la isla de Espiritu Santo, Nuevas Hébridas, un tifón los alcanzó y naufragaron en la costa. Los tres resultaron ilesos, pero su fiel «Islander» quedó completamente destrozado.

Una vez de vuelta a California, Harry emprendió la construcción de un Sea Bird para seguir navegando por la costa californiana.

Imagen de https://4.bp.blogspot.com

Nuestro héroe murió de neumonía el 4 de noviembre de 1954 con 85 años de edad en un hospital de San Pedro, California.

Buen trabajador manual, capaz tanto de cortar y coser un juego de velas, confeccionar un ancla flotante o, como se ha visto, construir un barco.

En los medios de su época se le conocía como el «navegante bibliotecario» por haber aprendido por si mismo y de los libros, a construir y navegar un barco de vela.

Todas las personas que lo trataron quedaron impresionadas por su amabilidad, extrema generosidad y el respeto que siempre mostró por otras culturas, costumbres, razas y géneros.

Durante toda su vida fue un fascinante contador de historias y un buen fotógrafo.

Como fotógrafo, el legado de más de 1.500 negativos de sus viajes ─California Museum of Photography─, es muy valioso por su significado etnográfico.

Romàn Sánchez Morata – 23-03-2022

Imagen de https://theinvisibleworkshop.blogspot.com

Fuentes:

100 Marins – Harry Pidgeon by Claude Philippe

https://theinvisibleworkshop.blogspot.com

https://en.wikipedia.org

https://www.captainharrypidgeon.org/wordpress2/

Lee también: Vito Dumas, uno de los más grandes

Ir al artículo original: https://www.navegar-es-preciso.com/news/harry-pidgeon-y-su-islander/

Gobernando plácidamente a mano -vídeo-

Viernes, 17 de febrero de 1917. Tercer día de la travesía en solitario Barbate – El Hierro. Gobierno a mano, mientras se repara una avería en el anclaje del piloto automático. Comento el problema, las comidas, el sueño y otras incidencias acaecidas.

Cuaderno de bitácora: https://www.navegar-es-preciso.com/ne…
Siguiente vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=-Hcp0…
Una producción de https://www.navegar-es-preciso.com/

30 películas con barcos

VA DE BARCOS

Te presentamos una lista de 30 películas en las que un barco o un submarino es tan protagonista como sus actores, ordenadas según su calificación en el portal IMDB. ¿Echas alguna en falta? Deja tu favorita en los comentarios. Comenzamos…

30. Speed 2
1998, IMDB: 3,8
Annie Porter, es una mujer propensa a los accidentes que se entusiama cuando su novio Alex le regala dos entradas para unas vacaciones de crucero a las Bahamas. Poco después de que la pareja suba a bordo del barco se dan cuenta de que John Geiger, el diseñador del control del barco, ha planeado el secuestro del mismo con el fin de obtener un valioso diamante.


29. Rescaten el Titanic
1980, IMDB: 4,8
Para llevar a cabo la elaboración de un sistema antimisiles, un grupo de científicos necesita un metal poco frecuente cuya única reserva ha sido, parece ser, embarcada a bordo de un…

Ver la entrada original 3.378 palabras más

Ellen McArthur, circular como el globo

Gran navegante y preocupada por el planeta

VA DE BARCOS

En los últimos tiempos está muy en boga, entre otros, el concepto de economía circular. Esta tendencia apuesta por un nuevo modelo económico inspirado en el ciclo de vida natural, donde el círculo se cierra, frente al modelo lineal actual, claramente insostenible dado el consumo de recursos y la generación de residuos indiscriminados que supone. Esta filosofía fue inspirada por una mujer, Ellen MacArthur, a raíz de un viaje en barco en solitario alrededor del mundo.

Ellen con tres de sus barcos. Imagen: http://paulbarclaysdesigns.com


Ver la entrada original 1.765 palabras más

Mar de fondo -o de leva- en el Atlántico

Ir al artículo original

A la hora de elegir un título* para esta entrada, dudé entre mar tendida, mar de fondo, mar de leva, swell, o houle, dado que todos son sínonimos del mismo hecho físico. Elegí «mar de leva» por que me pareció más hermoso y con sugerencias de levar, navegar por el mar inmenso, por el oceano…

Imagen de https://4.bp.blogspot.com

En el Atlántico Norte las grandes mares de leva ocurren en invierno y suelen venir de muy lejos, generadas por depresiones profundas que lo cruzan por su parte norte, entre Terranova y Europa. Estas mares tendidas, en alta mar no son peligrosas para embarcaciones menores, a no ser que coincidan con otras más antiguas o se sumen a la mar de viento del momento. Que no sean necesariamente peligrosas, no quita que puedan ser impresionantes desde la bañera de un velerito.

Imagen de https://i.pinimg.com

Conviene, no obstante, pasar a más de 12 millas de la costa portuguesa y, especialmente, de la costa marroquí pues al alcanzar estas olas la palataforma continental pueden volverse peligrosas.

Imagen de https://static.independent.co.uk

Pero veamos que dice el diccionario de la R.A.E:

Mar tendida – Mar formada por grandes olas de mucho seno y de movimiento lento, que no llegan a rebentar.

Mar de fondo – Agitación de las aguas del mar propagada desde el interior y que de forma atenuada alcanza los lugares próximos a la costa. Tambien puede producirse en alta mar sin efectos en la costa, con propagación de olas, aun débiles, de un lugar a otro.

Mar de Leva – Mar de fondo.

Es decir, la mar de leva es aquella que se genera con anterioridad, con vientos de un área lejana y diferente de la zona por la que se está navegando. Esta mar está formada por olas de mayor longitud de onda (con mucha distancia entre ellas) que la mar generada por el viento actual. Son las olas que, al llegar a la costa, suelen cabalgar los surfistas. No hay que confundir esta mar por la generada por un tsunami o un meteotsunami.

A mayor superficie del mar u océano, mayor altura de las olas de mar tendida. Estas olas se caracterizan por su periodo regular y sus crestas suaves. La longitud de la onda es muy superior a su altura, presentando crestas redondeadas que raramente rompen en alta mar. La altura de las olas es sensiblemente igual y su perfil tiende hacia la forma sinusoidal.

Cuando estas olas llegan a la costa ─con la consiguiente disminución de la profundidad─ su altura crece y acaba rompiendo violentamente sobre ella, pudiendo producir daños y generando en calas, fondeaderos y puertos lo que se denomina resaca o, en Canarias, reboso.

Imagen de https://adondevamoshoytenerife.com

He aquí dos vídeos en los que se puede apreciar este fenómeno:

No hay que bajar la guardia

Travesía de La Palma a El Hierro

Romàn Sánchez Morata – 15-03-2022

* Resulta que Octavio Escobar Giraldo ha escogido el mismo título para su última novela.

El mal tiempo, los temporales y el poder del mar

Añadimos la nota que, amablemente, nos envia (15-03-2022) Joaquin Delgado Bernad:

Yo ya había pasado el Estrecho muchas veces en el B/T Camposeco como Alumno de Máquinas sin pena ni gloria. Ahora me tocó pasarlo en este fabuloso candray con propulsión de tres calderas cilíndricas alimentadas por carbón y máquina alternativa, donde la única ayuda a la navegación era el pito, el ojo, el telégrafo y la Virgen del Carmen. A las cuatro menos cuarto me llaman para la guardia. En pantalón corto y camiseta y apercibido de los pitidos y la niebla, salgo a cubierta junto a la brazola de la bodega 3 y lo primero que recibo es la bronca paternal de Don Valentin, 2º Maquinista que, sentado en una bita y atento a las pitadas que se oían de uno, dos y tres, me recrimina: Eres un «inconsiente».¿Cómo puedes dormir con este peligro? Yo con 20 años me dormía allí y en medio de la Batalla del Ebro. La cosa iba en serio, el contramaestre sacaba el encerado del bote, y el mayordomo esperaba pacientemente con una pata de jamon en el hombro. Poco a poco a base de pitadas, arranca, para y a la buena vista de Don Nicolas de Landa y Unceta pudimos salir de aquella maraña de barcos. Al amanecer aclaró mientras salíamos al Atlántico con más gloria que pena.

Agosto de 1961, a bordo del vapor Ramon Oller de la naviera Santiago Oller y Cia.

Fuentes:

https://www.ecured.cu/

https://es.wikipedia.org/wiki/

http://nauticonil.es/wp-content/uploads/

https://dle.rae.es/

Leer el artículo original: http://m.navegar-es-preciso.com/news/mar-de-leva/

Gibraltar, el Estrecho

Ir al artículo original

Uno de los estrechos más conocidos y más transitados del mundo, desde los tiempos de los primeros navegantes fenicios y griegos hasta nuestros días.

Única comunicación entre el océano Atlántico y el mar Mediterraneo. El primero suministra el agua que pierde por evaporación el segundo. Una corriente superficial atlántica de agua fría y menos salada fluye hacia las aguas del Mediterráneo y otra profunda y de sentido contrario más cálida y salada fluye hacia el Atlántico.

Imagen de https://juanluismunozescassi.com

Los veleros sin motor, o con motor de poca potencia, deberán superar muchas dificultades ─vientos contrarios, fuertes corrientes, hileros, pesca artesanal y mucho tráfico─ para atravesarlo, especialmente para salir del Mediterráneo pues, como se ha dicho, la corriente general ─superficial─ fluye hacia el este. Puede decirse que con viento de poniente es extremadamente difícil salir del Mediterraneo. En este caso deberá fondearse en la bahía de Algeciras o atracar en alguna de sus marinas o puertos a esperar vientos favorables. Por contra, cuando se pretende entrar con viento establecido de levante, convendrá fondear a redoso de cabo Espartel hasta que el viento amaine o role.

Exiten sendas fajas de agua entre las costas (europea y africana) y una línia, a entre 1,5 y 4 millas, que sigue aproximadamente el trazado de las mismas, en las cuales la corriente de marea es inversa a la corriente de la parte central del estrecho. Con mareas de sicigias estas fajas de corriente reversa se ensanchan notablemente «haciendo así posible el que cualquier buque que sea velero atraviese el Estrecho de E a W, aún cuando sea con poniente, para lo cual debe aprovechar la creciente hasta ponerse al W del meridiano de Tarifa, a causa de que desde aquí hacia fuera las aguas tiran al E mucho menos». En la carta española 105 (Estrecho de Gibraltar) están trazadas las líneas que delimitan las citadas fajas o zonas, con los horarios de las corrientes de marea en las mismas.

Carta del Estrecho ampliable on line

Debido a la orografía del Estrecho, el viento (generalmente levante o poniente) se puede acelerar brutalmente, alcanzando con facilidad los 40 o 50 nudos, mientras que a 15 o 20 millas al E o al W del mismo, el viento puede ser flojo o inexistente.

El límite oriental del Estrecho lo señalan punta Europa al norte y punta Almina al sur, mientras que el límite occidental esta señalado por cabo Trafalgar al norte y cabo Espartel al sur. La parte más estrecha del mismo, unas 8 millas, se encuentra entre punta de Oliveros (aproximadamente a 1 milla al ENE de Tarifa) en la costa europea y punta Cires en la africana.

Foto de https://inzahara.es

Como saben quienes lo han cruzado, existe un Dispositivo de Separación de Tráfico (DST) para prevenir los abordajes. El tráfico en ambos sentidos de grandes buques mercantes, más los que lo atraviesan entre Algeciras y Ceuta o Tanger, es muy intenso. Los barcos menores pueden navegar entre la costa y el citado DST. Cuando tengan que cruzar este último lo haran en el rumbo más próximo a la perpendicular del mismo. La dirección del tráfico por el estrecho se hace desde la torre de Tarifa Tráfico Marítimo.

Imagen de https://1.bp.blogspot.com

Antiguamente el estrecho ─límite del mundo conocido─ se denominaba las Columnas de Hércules, en latín Fretum Herculeum (siendo el pilar norte el peñón de Gibraltar con 426 m, mientras que el Pilar Sur era el Monte Hacho o Abyla de 204 m en la ciudad autónoma de Ceuta, España o el Monte Moussa de 851 m en Marruecos).

El estrecho y el peñón deben su nombre a una deformación de Jabal Tàriq (جبل طارق), el lider de la primera incursión musulmana a la península Ibérica en el año 711.

Actualmente la soberanía de sus aguas la comparten Marruecos, España y el Reino Unido.

El peñón es posesión británica desde 1704 ─ratificado por el tratado de Utrecht de 1713─. Ha sido y sigue siendo una importante base de la Royal Navy que le ha permitido el control del paso del Estrecho durante muchos años.

En 1938 el militar alzado y dictador español Francisco Franco, a cambio de combustible para el esfuerzo de guerra golpista, cedió a perpetuidad el territorio adyacente al itsmo para que los británicos pudieran construir un aeródromo.

Imagen de http://www.cuantos.org

Hasta finales de los setentas del siglo pasado, el semáforo de Punta Europa, mediante señales luminosas, preguntaba a todos los buques en tránsito «What ship».

Imagen de https://cadenaser00.epimg.net

Mi primer cruce del Estrecho fue el 22 de octubre de 1970, a bordo del Lago Como, proveníamos de Dakar y nos dirigíamos a Valencia. Cruzamos de noche y el dicho semáforo, mediante una lámpara Aldis, nos llamó para interrogarnos, pero el capitán ordenó que ignoráramos la sucesivas llamadas. A medianoche penetramos en el mar de Alborán.

Después de este primer cruce, salí o entré en el Mediterraneo 15 veces más a bordo de la motonave «Lago Como». Entre 1973 y 1975 crucé el Estrecho (en uno u otro sentido), a bordo del SAC Barcelona, Darro y Jalón, no menos de 57 veces, con diferentes horarios y experimentando todo tipo de tiempos, pero siempre que mis obligaciones en la T.S.H. y las comidas me lo permitían, permanecía en el puente durante la mayor parte de las aproximadamente 30 millas de derrota por sus aguas.

No volví a cruzarlo hasta 1988 en que lo hice, por primera vez como patrón en un velero. De nuevo de patrón en 1990 a bordo de un velero de acero. En el año 2006 dos veces a bordo del pailebot «Santa Eulàlia». Una vez más en 2010 en otro velero también como patrón  y finalmente en solitario el 2017. Todos los cruces efectuados bajo mi responsabilidad fueron significamente menos plácidos que los otros.

Imagen de https://www.sientemarruecos.viajes

El Estrecho de Gibraltar, un lugar mítico respetado por todos los marinos del mundo.

Romàn Sánchez Morata – 12-03-2022

El estrecho de Magallanes y la Tierra de Fuego

Fuentes:
Derrotero ─Número 3. Tomo I─ de las Costas del Mediterráneo
Mediterranean Pilot. Volume I
https://www.firmm.org/es
https://www.sientemarruecos
https://ca.wikipedia.org
https://en.wikipedia.org
https://www.ecured.cu
https://preparaninos.com
Archivos propios
Leer el artículo original: http://m.navegar-es-preciso.com/news/el-estrecho-de-gibraltar/